Imprimir esta página
Sábado, 07 Febrero 2015 14:20

Resultado o juego: Orientación a la tarea

Valora este artículo
(3 votos)

Reducir todo lo sucedido en un partido a hemos perdido o hemos ganado es bastante desolador y dice mucho de la pobre atención que le hemos prestado. Pensar siempre en esos términos puede generar mucha frustración, no siempre se puede ganar. Queremos que elresultado pase a un segundo término, queremos restarle importancia y para ello hemos de pensar en otras cosas.

De qué hablamos:

John Wooden (entrenador de Básquet de la UCLA) dijo en una ocasión: “No puedes encontrar un solo jugador,…. que me haya escuchado hacer énfasis en ganar un partido,…. nunca hice referencia a la palabra ganar…. Lo último que les digo a mis jugadores, es: “cuando termine el partido, quiero sus cabezas altas, y solo conozco una sola manera de conseguirlo, y es sabiendo que lo dejaron todo en la cancha…”.

No se es mejor por ganar o peor por perder, se mejora cuando lo sucedido te dice algo, cuando te hace plantearte nuevos retos, cuando interpretas en clave personal. Se es bueno cuando hay entrega, sacrificio, colaboración. Se pierde cuando te conformas, te acomodas o crees saberlo todo. En palabras de Smoll y Smith (1987) esta filosofía puede resumirse en cuatro párrafos:

  1. Ganar no los es todo, ni siquiera lo más importante.
  2. El fracaso no es sinónimo de derrota.
  3. Una victoria no es sinónimo de éxito.
  4. Se ha de enseñar a los jóvenes que el éxito se basa en luchar al máximo para conseguir la victoria.

Queremos que cuestione su actitud actual y acabe fijándose en otros aspectos, generando emociones de superación y distanciándose de las negativas. Tiene que aprender de las situaciones para mejorar su rendimiento y contribuir a mejorar el rendimiento del equipo. De los resultados no se aprende, muy al contrario se potencia la acomodación.

Objetivos:

  • Dirigir su pensamiento a las sensaciones, a la entrega, al trabajo realizado, a la preparación del partido o examen, en resumen a la tarea.
  • Evitar que la valoración de su trabajo se centre exclusivamente en el resultado o la nota.

¿Qué hacer?:

Básicamente:

  • Cuando le preguntemos por lo acontecido, le ayudaremos a que nos describa o hable del partido sin hacer referencia al resultado o al árbitro. Debe referirse al partido en claves no habituales.
  • Cuando haga lo que nos parece correcto le mostramos cariño, afecto, le mostramos un gesto de aprobación o por ejemplo le decimos que estuvo muy bien que se esforzara por ayudar o animar a un compañero en un momento de dificultad.
  • Cuando haga aquello que queremos corregir, buscamos dialogo para hacerle ver otras opciones o nos apoyamos en la “técnica del sándwich” para efectuar una crítica (positivo/corrección/positivo: cada día lo haces mejor/sólo un detalle, tienes que animar más y recriminar menos/aún con eso, estoy muy orgulloso de ti).
  • Le felicitamos por colaborar, por advertir de los movimientos de jugadores contrarios, por animar a sus compañeros, por hacer grupo. Le haremos ver que la crítica negativa no ayuda a superar los errores y las situaciones que plantean alguna dificultad.
  • Evitaremos preguntarle por el resultado del partido en el caso de no haberlo visto, incidiremos en como haya jugado, en cómo ha visto a su equipo y al equipo contrario, en sus sensaciones, en aquellas cosas que necesita mejorar. Veamos algunas de las preguntas que se pueden plantear según el caso. Por ejemplo:

Tras una competición: Equipo contrario: ¿Qué valoración haces del equipo contrario?, ¿qué te ha parecido su juego?, ¿por dónde han creado más peligro?, ¿han defendido bien?, ¿te desconciertan más los zurdos?, ¿eran buenos técnicamente?, ¿han jugado a bloque?, .....

Sentimientos: ¿Cómo te has sentido en general?, ¿estás molesto por algo?, ¿qué razones tienes para estar triste?, ¿te ayuda en algo haberte enfadado?, ¿vale de algo estar de mal humor?..........

Rendimiento: ¿Crees que has jugado bien?, ¿estás satisfecho con tu aportación al juego del equipo?, ¿has notado alguna debilidad?, ¿te has cansado?, ¿en que podrías mejorar?, ¿te has sentido incomodo jugando donde te ha puesto el entrenador?.........

Tras un examen: ¿Te ha sorprendido el examen?, ¿esperabas otro tipo de examen?, ¿ha sido suficiente el tiempo que le has dedicado?, ¿te lo habías preparado todo por igual?, ¿llevabas unos temas mejor preparados que otros?, ¿habías resuelto tus dudas?, ¿te has precipitado en las respuestas?, ¿en qué crees que has fallado o podías haber hecho algo diferente?, ¿qué puedes hacer para mejorar tu rendimiento?..........

Visto 402 veces